El sentido mítico de algunos animales de la zona andina: nota

Nota: El sentido mítico de algunos animales de la zona andina: mono, jaguar, sapo, llama, caimán, venado, zorro y aves

Fuente:

Granda Paz, Osvaldo. Mito y arte indígena en los Andes. Barranquilla: Travesías, 2006. pp. 157-183

Capítulo 7

En este capítulo, Granda diserta sobre el carácter mítico de ciertos animales. Sobre el mono, Granda señala que se los trata como ancestros del hombre y de diversos pueblos y su aparición, en el arte y la mitología popular, está vinculada a ritos agrícolas, a la fertilidad, al origen del cosmos y a la sexualidad. En Nazca el mono con cola representa a un mono serpiente (símbolo de sexualidad).

El jaguar se asocia a la noche, al poder masculino sexual y a la agresividad. En ciertos ritos, los chamanes suelen trasformarse en serpiente y luego en jaguar por medio de la ingesta de alucinógenos. Se considera al jaguar como protector del chamán. Como los monos, los jaguares también son ancestros de los pueblos y, por ser nocturnos, se asocian a la luna y al factor femenino del dúo Sol-Luna (hermanos gemelos) a partir de los cuales se originó el mundo.

El sapo está asociado a prácticas chamánicas debido a que se usa sus secreciones para elaborar alucinógenos; también a la muerte por su veneno. Están asimismo coligados a la fertilidad y se cree que preconizan la lluvia (por ejemplo, véase Arguedas, Los ríos profundos, en esa novela hay una presencia de sapos recurrente).

La llama es vista como ancestro del hombre y se asocia a la cacería y a la abundancia agrícola. Se las usaba ampliamente en sacrificios (como por ejemplo documenta el Manuscrito de Huarochirí). Dependiendo de su color se la ofrendaba al Sol (blancas), a Wirakocha (negras) o al Illapa (de colores).

El caimán, por ejemplo entre los chavines, se vinculaba también a la abundancia, sobre todo del maíz (los dientes del caimán referían al cereal). De otro lado, a diferencia que el jaguar, el caimán se relaciona a la mujer. El caimán, como el perro, también es considerado como guía de los muertos al momento de atravesar el mítico río de la muerte.

El zorro es el ayudante de los sacerdotes y de los hombres.

El venado, al que los indios mataban en cacerías rituales, se asociaba a los guerreros.

Las aves, por último, aparecen en mitos sobre el origen del mundo (Pariacaca “nace” de huevos de cóndor en el Manuscrito de Huarochirí). El mito del hombre-ave se corresponde con ritos chamánicos, en especial, con el vuelo chamánico logrado con alucinógenos. En las sociedades andinas antiguas, se sacrificaban aves antes de las guerras y es simbólico que el Inca usara plumas de kiriquingue en su borla. Como en otras culturas, las aves se vinculan a la suerte, adivinaciones y curas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s