Jorge Basadre: subestimación de Tupac Amaru (citas)

Citas de Jorge Basadre que reflejan una subestimación de la rebelión de Tupac Amaru:

Basadre: “En los últimos años del siglo XVIII surge la sublevación de Tupac Amaru que es la más importante de una serie de asonadas indígenas contra los abusos españoles. Tupac Amaru era inteligente y culto; pero por desgracia, para gran parte de las indiadas que lo secundaron, la rebelión no fue sino un acto-reflejo, un producto de la desesperación, sin plan fijo, con crueles tendencias antiblancas y anticriollas, una rebeldía contra la civilización; y, lo que es peor, las deficiencias bélicas de las huestes de Tupac Amaru dieron la victoria a los españoles, eficazmente secundados por algunos caciques indígenas y por los criollos” (Problema, 19). Ed. Biblioteca Ayacucho.

“La cuestión social fue planteada en el Perú por los levantamientos de indígenas. Vienen ellos desde la Colonia; su símbolo es la figura de Tupac Amaru. Cabe hacer un paralelo entre Tupac Amaru y Pumacahua, el indio brigadier que se sublevó en 1814 y que si no tuvo la dirección efectiva del movimiento, le dio con su nombre un relieve especial. Admirable es Tupac Amaru por su inquietud, su valor, su rebeldía, su martirio. Pero su levantamiento no tiene sino una diferencia de grado y de cuantía con los levantamientos indígenas anteriores y con otros de nuestra época en Huaraz, Huancané, La Mar, Ayacucho, Parcona, Puno, etc. Si se fuera a hacer diferencias entre la rebelión (contra el abuso) y la revolución (contra el uso), todos estos movimientos no son sino rebeliones. Son venganzas colectivas, productos de la desesperación, estallidos locos, regionales o locales, campesinos, antiurbanos, anticriollos; en el fondo, pese a la visión de dos o tres hombres admirables, “rebeldías contra la civilización”. Muy justicieros en su origen y muy elocuentes en su significación; pero sin grandes posibilidades de eficacia y con una orientación regresiva. Encarnan el indigenismo y el agrarismo puros. En cambio, Pumacahua es, en su levantamiento, el indio que no se aleja de los criollos sino se identifica con ellos, el indio que asimila los usos, la técnica de la civilización sin desmedro de su dignidad racial. Si podemos simpatizar con Tupac Amaru, tenemos que reflexionar mucho sobre lo que hubiera ocurrido en el caso utópico de que triunfase; con anhelante solidaridad, podemos seguir, en cambio, el levantamiento de Pumacahua, desear su triunfo, lamentar su derrota porque el éxito de este levantamiento hubiese sido el éxito del Perú fusionado, ni alejado de lo criollo como Tupac Amaru ni alejado del indio como la Emancipación sanmartiniana y bolivariana” (Problema, 121).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s