La rebelión de Tupac Amaru II: proto-nacionalismo y evocación del Imperio de los Incas (notas)

walker

La rebelión de Tupac Amaru II: proto-nacionalismo y evocación del Imperio de los Incas (notas)

Tomado de:

Walker, Charles F. “The Tupac Amaru Rebellion: Protonationalism and Inca Revivalism”. En: Smoldering Ashes. Cuzco and the Creation of Republican Peru, 1780-1840. Durham: Duke UP, 1999. pp. 16-54.

En principio, Walker critica la idea de que el movimiento de Tupac Amaru II (TA) (José Gabriel Condorcanqui) fue precursor de las revoluciones criollas de inicios del siglo XIX (idea planteada en el clásico e indispensable trabajo de Lewin). Walker, más bien, plantea que la rebelión tiene que verse en sus propios términos, no en relación a lo que ocurrió 45 años después en los centros urbanos.

Siguiendo a Flores Galindo (que es fuente de Walker en varios momentos de su disertación; sobre todo el clásico Buscando un Inca), Walker plantea que el alzamiento de TA se trató de un movimiento que buscó revivir el Tawantinsuyu incaico. En efecto, según los documentos, los Incas eran el antecedente más invocado por los rebeldes. Además TA enfatizó su pertenencia a un linaje de Incas y asumió el nombre del último Inca de Vilcabamba asesinado en 1572 por orden del Virrey Toledo. De tal modo, el movimiento tiene que entenderse como algo más, en su sentido teórico y cultural, que solo como uno nacido de discrepancias económicas y políticas con el poder colonial. Ahora bien, la agenda Inca de TA no era la del siglo XV o XVI. Es decir, no invocaba un estado de cosas primordial, sino que era más bien una “tradición creada” en el siglo XVIII.

A pesar de que la retórica del movimiento de TA no rompía vínculos con la Corona española (hay documentos en los que TA reconocía y daba arengas al Rey), sus acciones militares sí demostraban una beligerancia que negaba el domino español. De tal modo, por un lado, debe resaltarse el sentido ambiguo del movimiento (reconocimiento y violencia), aspecto que ha generado arduas discusiones entre los historiadores que buscaron clasificar y limitar el sentido del movimiento. No obstante, por otro lado, a pesar de los vaivenes discursivos, Walker señala que el movimiento fue de naturaleza anticolonial; en efecto, el alzamiento buscó desalojar a las autoridades coloniales manteniendo “retóricamente” su lealtad al rey de España.

Walker lo enfatiza una y otra vez: el movimiento de TA no buscó negociar con el poder español sino derrumbarlo. La “lealtad” al Rey se explica en principio porque en la época en la zona andina no se habían propagado ideas republicanistas. Así que para TA una agenda en esta línea era improbable. Además, TA no tuvo apoyo de las elites criollas de Lima. En ese escenario, sin una alternativa postcolonial existente en su tiempo, TA tuvo que crear un proyecto propio: liderazgo indígena, aún respetuoso de la monarquía española (en este sentido su idea del gobierno tiene factores comunes con los planteamientos de Guaman Poma a inicios del XVII).

Las causas del levantamiento de TA fueron diversas. En principio, el deseo de expulsar a las abusivas autoridades españolas (corregidores, sobre todo), abolir los obrajes textiles, los repartos (ventas obligadas), alcabalas e impuestos. Por eso, la cruda violencia de la rebelión no debe asumirse como irracional y criminal, tal como la presentó la propaganda colonial, o incluso Basadre cuando la calificó de un movimiento contra la “civilización” (Perú: problema, 19). La rebelión respondió al largo desprecio de las autoridades a las demandas indígenas y a los años de abuso de los corregidores.

Otro punto clave es ver el movimiento en el contexto de las reformas borbónicas que, entre otras cosas, limitaron el poder de los criollos y caciques, creando nuevos impuestos y monopolios. La creación de los virreinatos de La Plata y Nueva Granada, por su lado, mermó la importancia económica de Lima y Cuzco, lo cual a su vez trajo crisis a toda la red económica. Además, el Estado endureció el cobro de impuestos a los indios, reforzó las ventas forzadas y oprimió económicamente a los caciques. Les redujo su poder social y político. Por otro lado, tiene que considerarse que había un conflicto entre la Iglesia y el poder colonial arrastrado desde la expulsión de los jesuitas en 1767; asimismo que en el Perú se vivía durante la década de 1770 un ciclo de rebeliones (p.e. Arequipa, 1780). Si TA tuvo vinculo a otras rebeliones en Cuzco o a la de Tupac Catari, Walker no lo puede determinar.

Ideológicamente, el movimiento veneraba a los Incas (Walker habla de un nacionalismo neo-Inca). Se enorgullecía de su linaje y exigía un trato privilegiado a los caciques. La influencia de los Comentarios reales de Garcilaso está documentada y fue central en la formación del ideario de Tupac Amaru II. Por otro lado, se desarrolló una visión idealizada de los antiguos Incas: los indios del XVIII veían al Imperio de los Incas como una sociedad igualitaria en la que ya no mandarían los españoles sino los runas (una imagen que se condice con Garcilaso). Aunque en menor medida, TA también tuvo contacto con intelectuales en Lima y a ideas de la Ilustración; pero estos no se unieron a su proyecto. Además, sus solicitudes al poder virreinal fueron rechazadas (exonerar a los indios de su cacicazgo de la mita, por ejemplo). Según Walker, TA, como los distintos líderes y colaboradores de su rebelión, pertenecían a una “clase media” andina con fuertes vínculos con las clases altas y bajas; una clase media al mismo tiempo excluida del poder político y económico.

Walker afirma que TA creó una ideología proto-nacionalista que buscó unir a los diferentes grupos étnicos en el Perú contra los españoles europeos. TA y sus aliados presentaron a los mestizos y criollos como “paisanos” y “compatriotas”. TA no habló de una patria chica, sino que extendió su idea de patria a todo el Virreinato del Perú. En su rebelión, llamó a la unión con los criollos, aunque estos participaron de forma bastante limitada. Para TA, los enemigos eran los españoles europeos o “chapetones”. De tal modo, TA intentó unir a todos los no europeos en la lucha contra el colonialismo (40).

La derrota del movimiento se debió a varios factores. La superioridad militar estatal. La falta de provisiones. Las deserciones. Los excesos de violencia y desobediencia de las huestes de TA. Otros atribuyen a la falta de decisión de TA por atacar y tomar el Cuzco. Además, TA no pudo contar con el apoyo de la mayoría de los caciques del Cuzco. Tenían miedo de perder su posición social o ser reprimidos. Otros no aceptaban la agenda anticolonial de TA. Así, al observar la rebelión debe considerarse que los indios no representaban un grupo homogéneo. Conflictos de clase, políticos, regionales y étnicos los dividían (los ejércitos represivos estaban formados en su mayoría por indios). De otro lado, las clases medias temían que se diera un levantamiento o una guerra de castas que los perjudicaría económicamente. Sin embargo, TA logró afianzar alianzas con el Altiplano y el Valle del Vilcanota, zonas que eran parte de un circuito comercial interregional.

Los españoles eran conscientes de la seriedad del movimiento, tanto así que temieron perder el Virreinato del Perú y de la Plata. Eso, en parte, explica el terror (Areche) y la represión posterior: las despiadadas torturas y ejecuciones de TA y su familia, la destrucción de los retratos de los Incas, la prohibición del uso de ropa tradicional Inca, bailes, el mismo uso de la palabra “Inca” en los nombres, literatura subversiva, la lectura de los Comentarios reales del Inca Garcilaso e incluso la prohibición del uso de la lengua quechua (runasimi). A pesar de ello, los movimientos andinos contrarios al colonialismo español continuaron, otra cosa es que hayan sido silenciados por la historia oficial.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s